¿Cómo debemos educar a nuestros niños

¿Cómo debemos educar a nuestros niños?

¿Cuántos niños están frustrados por no alcanzar la nota esperada?

¿Un niño se valora con un número?

¿Todos los niños aprenden igual? ¿Son igual de buenos en todas las asignaturas?

El conocimiento académico es muy importante para el desarrollo de los niños, pero no es el más importante. Se le da mucha más importancia al “sacar buenas notas” que a la educación en valores, el saber confiar en si mismos, saber gestionar un conflicto, ser asertivos, empáticos, flexibles… Esto es lo que marcará la verdadera diferencia cuando entren en el mundo laboral dentro de una serie de años. No pretendo con estas líneas quitarle importancia a los contenidos académicos existentes hoy en día, pero sí que quiero hacer ver que hay algo mucho más allá de las materias ordinarias en la escuela que es lo que va a iniciar un crecimiento personal realmente brutal.

La frustración es una de las cosas que más priva a los alumnos a seguir creciendo, y al luchar por lo que a uno le apasiona, ya que al final calificamos con una nota a la persona, y eso sí que es gravísimo. Cuando empiezo mis conferencias siempre empiezo igual: “Buenos días, mi nombre es Miguel y me considero una persona amable, agradable, simpática, honesta y humilde”. Podría empezar perfectamente diciendo cuál es mi currículum y todos los estudios que tengo, pero no lo hago. ¿Por qué? Porque anterior al currículum, está la persona. Cuando nuestra identidad depende de nuestro trabajo/currículum/estudios, ya vamos mal porque no estamos dando la importancia necesaria a esas características que poseemos cada persona. Y esto, es debido a la educación que hemos tenido en nuestra infancia: “tú debes ser un 8”. Eso es lo que se programa en tu mente y aparece la creencia de que lo más importante es la “nota” que tienes en el ámbito profesional y se deja de lado lo que eres como persona. Las creencias te limitan y no te dejan prosperar y alcanzar lo que realmente deseas, por lo tanto no debemos cometer el mismo error con las nuevas generaciones que vienen y debemos hacerles ver que cada ser es único y exclusivo y tiene la capacidad suficiente para hacer lo que se proponga. La clave está en la “programación” inicial de ese niño, ya que eso depende de nosotros y no del propio niño. Tanto padres como profesores deberían comenzar a inculcar esta  educación 3.0 para que en el futuro puedan llevar una vida plena valorando las cosas realmente importantes y haciendo aquello que les apasione de verdad.

En Azimut 3.0 ofrecemos este tipo de educación basada en valores fundamentales, en la gestión emocional de nuestros alumnos y en vivir el presente con la intensidad que requiere sin que la mente divague entre el pasado y el futuro.

, ,
Entrada anterior
¿Cómo influyen los pensamientos en tu vida y en tu realidad?
Entrada siguiente
¿Qué ventajas podemos encontrar en la certificación de la gestión ambiental según la ISO 14001?

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

He leído y acepto la política de privacidad de AZIMUT GESTION Y PROYECTOS, S.L *

De conformidad con lo que establece  la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por AZIMUT GESTION Y PROYECTOS, S.L, con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada.  Para más información consultar la política de privacidad.

Menú