Envidia Vs Admiración

Envidia Vs Admiración

Vivimos en una sociedad materialista, donde se le da mucho más valor a los distintos objetos materiales que a las personas que nos rodean o a cómo somos realmente. Deseamos mucho más las cosas que no poseemos que las que sí, y muchas veces envidiamos a personas que han alcanzado su éxito profesional, en lugar de admirarlas. Me gustaría detenerme en el término éxito. Muchas veces se dice que hemos alcanzado el éxito cuando nos lo asigna la sociedad. Es decir, yo tengo éxito profesional porque la sociedad así lo considera. Estamos tan expuestos al “qué dirán” que no reconocemos nuestros éxitos hasta que viene alguien de fuera y nos lo dice. Pues bien, el éxito o fracaso es un término que te lo asignas tú mismo, ya que nadie mejor que tú sabe si has conseguido alcanzar los objetivos y metas que te has propuesto o no. Debemos marcar nuestro propio camino, y no estar tan expuestos al ritmo que nos determina la sociedad, ya que esto nos puede provocar debilidad en nuestra autoestima y en nuestras aspiraciones de vida.

Un aspecto relacionado a tratar, es el tema de la envidia. En muchas ocasiones, envidiamos a aquellas personas que tienen éxito personal y profesional, y deseamos ser como ellas sin prestar atención  a un dato importante. Alcanzar los objetivos y metas conlleva un sacrificio y muchas horas de trabajo y dedicación, y al mismo tiempo implica levantarse una y otra vez de las caídas durante el camino para conseguir alcanzarlos. Por ejemplo, Walt Disney le costó muchísimo producir su primera película porque consideraban que no era suficientemente bueno. The Beatles pasaron por más de 10 discográficas antes de producir su primer disco, y J.K. Rowling por más de 15 editoriales.

Por tanto, debemos sustituir la envidia por admiración, teniendo a esas personas como referentes, como modelos a seguir para alcanzar el nivel de éxito que nos propongamos en la vida. Teniendo presente siempre, que el camino para conseguirlo siempre es largo y probablemente con gran número de obstáculos que deberás esquivar y continuar luchando para poder alcanzar tus objetivos.

Entrada anterior
“No todo lo legal es moral; necesitamos empresas con alma”
Entrada siguiente
La huella del carbono, nuestra huella en el planeta

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

He leído y acepto la política de privacidad de AZIMUT GESTION Y PROYECTOS, S.L *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

De conformidad con lo que establece  la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por AZIMUT GESTION Y PROYECTOS, S.L, con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada.  Para más información consultar la política de privacidad.

Menú