Llamas que nos hacen reflexionar

Llamas que nos hacen reflexionar

Ayer París anocheció con una estampa desoladora. El fuego reinaba en la capital francesa; estaba devorando Notre Dame con furia y sin control. Los diversos equipos de bomberos han estado trabajando con ahínco durante toda la noche para poder controlar el fuego y evitar que la estructura quedase reducida a cenizas.

La frase del monseñor Philippe Marsset, “Con Notre Dame se ha quemado todo el mundo” me hace reflexionar mucho ya que ayer cuando estaba viendo los informativos veía que las llamas que mandaban sobre la ciudad de París nos muestran un símil de lo que pasa en el mundo actual…

¿Realmente pensáis que cuidamos bien nuestros patrimonios? ¿Estamos cuidando bien nuestro planeta?¿Estamos cuidando bien a las personas?

Desgraciadamente en la sociedad reina el caos, las desgracias, las maldades de la gente y los infortunios. Me gustaría hacer alusión a la “ley del espejo”. La ley del espejo dice que todo lo del exterior, las circunstancias de tu vida, es un reflejo de tu interior. Es decir, si cambias tu forma de pensar, tus creencias, tus paradigmas, tus acciones; tu realidad cambia. La causa de lo que vives en esta vida está siempre en el interior. Me explico: no queremos que la gente nos robe, pero si está en nuestra mano actuar de forma deshonesta, quizá lo hagamos. No cuidamos el medio ambiente, no somos sostenibles y es por eso que quizá la naturaleza se nos vuelva en nuestra contra como ocurrió ayer en París, donde sobresalían las enormes llamas por encima de los edificios franceses y se destruyera uno de los monumentos más importantes del mundo. Quizá tenga algo que ver la situación tensa que está viviendo la sociedad parisina; no lo sé.

Sin lugar a dudas, lo ocurrido ayer es un símil del comportamiento general de la gente, ya que es un reflejo del descuido, desinterés y falta de respeto ante personas, naturaleza y patrimonio cultural. La sociedad necesita evolucionar a la par de la evolución tecnológica, ya que de nada sirve tener recursos si los utilizamos de forma deshonesta. Debemos potenciar los principios básicos de moralidad y los valores fundamentales para que la sociedad vuelva a reconducir el rumbo hacia el camino correcto. Debemos cuidar nuestro entorno y actuar siempre en consecuencia potenciando el diálogo (la palabra) y desvinculándonos de la violencia para aclarar conflictos.

Volviendo a la ley del espejo, quiero animar a la gente que tenga presente que sus actos y pensamientos son los que verán reflejados a gran escala delante de sus rostros. Debemos cuidar nuestro planeta, educar a nuestros hijos en valores y evolucionar éticamente para que reine la prosperidad y no la decadencia social.

Aplícate la ley del espejo y actúa.

“No debemos arrepentirnos de las maldades de la gente, sino del abrumador silencio de las personas buenas”

Víctor Kuppers

,
Entrada anterior
Como funciona tu vida funciona tu negocio
Entrada siguiente
¿Sabemos qué son realmente los ODS

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Acepto la política de privacidad. *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Responsable: Identidad: Azimut Gestión y Proyectos, S.L - NIF: B53854808  Dir. postal: C/ Colón 3, 1º B 03510 Callosa d’en Sarrià Alicante Teléfono: 965 882 373, Correo elect: info@azimutgp.com. En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de que puedas realizar comentarios en blog dentro de la legalidad respetando la política de privaciad RGPD. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en Azimut Gestión y Proyectos, S.L estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Menú