¡Que perdure el espíritu navideño!

¡Que perdure el espíritu navideño!

El espíritu navideño es algo mágico que empieza a aparecer a mediados de diciembre y perdura hasta principios de enero, pero, ¿quién dictamina hasta cuándo debe perdurar?

Vivimos en una sociedad en la que lo normal se convierte en algo extraordinario. Me explico. Cuando entramos en las fechas Navideñas empieza a surgir el llamado “espíritu navideño” o “espíritu de la Navidad”, que se basa en inundar las calles y casas de paz, amor, armonía, sinceridad, solidaridad, bondad y alegría. Pero, ¿esto sólo debe aparecer cuando entramos en esas fechas? ¿O debería perdurar durante todo el año? Como he dicho anteriormente, lamentablemente, estamos haciendo de lo normal algo extraordinario… Lo normal sería tener paz, amor, armonía, sinceridad, solidaridad, bondad y alegría durante los 365 días del año fomentando buenos hábitos y rutinas, potenciando nuestras fortalezas y las de los demás eliminando las envidias y juicios para así crecer como sociedad.

En el momento que tenemos presentes acciones y valores fundamentales en exclusividad para un momento puntual del año, es obvio que algo no funciona correctamente. No podemos caer en la trampa de que ser buenas personas se convierta en algo extraordinario; debe ser “¡el pan nuestro de cada día!”. Debe perdurar ese espíritu navideño durante todo el año y convertirse en el hábito fundamental en nuestras vidas. Muchas veces lo normal y lo habitual no coinciden, ya que lo habitual es que vayamos con el piloto automático en marcha arrasando con todo aquello que se ponga por delante sin tener presentes estos valores tan sumamente importantes para nuestra evolución. Lo normal sería tenerlos presentes y actuar siempre desde la bondad centrando el foco en uno mismo para así poder ver cada uno qué está dispuesto a DAR a los demás (contribuir) para así actuar en base al PROPÓSITO. ¿Cómo se va a beneficiar el conjunto con mis acciones? Sólo así podremos avanzar hacia una vida mejor.

¡Que perdure el espíritu navideño!

, ,
Entrada anterior
La importancia del control microbiológico en la ropa laboral
Entrada siguiente
Cálculo de la Huella de Carbono de Qualynet

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

He leído y acepto la política de privacidad de Azimut Gestión y Proyectos, S.L *

De conformidad con lo que establece  la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por AZIMUT GESTION Y PROYECTOS, S.L, con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada.  Para más información consultar la política de privacidad.

 

Menú